martes, 31 de enero de 2012

Xenomanía

    
El escenario discursivo sociopolítico actual de Europa está dominado por discursos que parten o de la ideología del marxismo (tanto económico como cultural), o de la del liberalismo (hoy conocida como neoliberalismo), ideologías y discursos que se polarizan y crean una suerte de duopolio ideológico y discursivo. Existen otros discursos, pero son marginales y/o satélites de alguno de los dos anteriores. El discurso sociopolítico está controlado, por tanto, por ideologías firmemente partidarias del acontecimiento fundamental de la globalización y, no menos firmemente, detractoras de toda realidad orgánica, tales como la familia o la nación. Es bastante coherente con esto el hecho, sobradamente comprobado, de que estos discursos e ideologías, con independencia de su origen, sean hoy promocionados por la hiperclase mundialista (grandes capitalistas financieros, grandes propietarios y gestores de multinacionales, traficantes de la Bolsa), hostiles, por definición, a las realidades orgánicas mencionadas pero también al estado, percibidos todos ellos, acertadamente, como obstáculos en su optimización de beneficios y en la toma del poder social y político mundial por parte de esta clase que, mediante la globalización, ya casi lo ha tomado en lo económico.
   
Una forma fundamental de combatir ese monopolio discursivo de facto es trabajar el aspecto léxico del discurso. Esto consiste en crear y utilizar nuevas palabras y expresiones, en función de nuestras necesidades, con las que haremos referencia a las nuevas realidades que nos interesa analizar, discutir, conservar, promocionar o, más frecuentemente, combatir. Es importante destacar que si a esas realidades no les ponemos nombre, y si no popularizamos estos nombres, en el discurso público y privado, sin complejos, será como si discursivamente esas realidades no existieran y así no podremos promocionarlas o combatirlas en el discurso, que es casi tanto como decir en la política. Una de estas realidades es la xenomanía. 
____
   
XENOMANÍA: estado de ánimo y afecto positivos y desmedidos hacia los extranjeros. También puede ser categorizada como un fragmento ideológico definido (una especie de ideología reducida, con sus particulares afirmaciones y negaciones sobre un determinado aspecto de la realidad). Al igual que la xenofilia (especie de versión moderada, pero igualmente injustificada, de xenomanía), tal estado de ánimo, afecto o ideología puede ser característico tanto de un individuo como de un agregado social determinado (los habitantes de una localidad o región, los de una nación, un grupo racial o étnico, un grupo de personas afines a un partido político concreto, etcétera). Y, también paralelamente al caso de la xenofilia, la xenomanía puede dirigirse hacia una o varias nacionalidades y hacia nacionalidades que pueden ser, o no, extrañas raciales a la propia.
   
Origen
Está en el efecto acumulativo, en los individuos y en los grupos sociales, de una propaganda masiva en sentido xenomaníaco, a cargo fundamentalmente del sistema educativo y de otros aparatos estatales, de los medios de comunicación más relevantes, de la industria cultural de masas (cine, literatura, música) y hasta de determinados deportes profesionales organizados, elementos sociales todos ellos bajo control, directo o más frecuentemente indirecto, de la hiperclase mundialista.
    
Facilitadores generales en la aparición de la xenomanía
En primer lugar tenemos 1) una previa aceptación, en el individuo o en el grupo, del discurso y del pensamiento propios de ideologías de obediencia marxista, discurso y pensamiento que inciden en la crítica radical y el desprecio hacia lo nacional y la aceptación acrítica y el amor incondicional por lo extranjero (más exactamente, por parte de lo extranjero, por lo extranjero que en el pueril maniqueísmo inherente al marxismo es calificado, a menudo sin pruebas, como parte explotada). Esto no implica que la propaganda xenomaníaca sea una pura destilación de afirmaciones y negaciones propias del marxismo, aún siendo este corpus ideológico uno de sus principales abastecedores ideológicos. Asimismo, y muy en relación con el elemento anterior, no es ajeno a la aparición de la xenomanía 2) un proceso previo de inculcación de culpa nacional, cuya presencia favorece en los individuos la asimilación acrítica de la propaganda xenomaníaca. Por último, 3) la difusión de ideologías de corte liberal y neoliberal, que ponen en primer plano a la economía y al mercado, en detrimento de todo aquello que no es económico, también favorece el éxito ulterior de la propaganda xenomaníaca, por cuanto la exaltación de lo económico deteriora lo comunitario, potencial bastión de resistencia a toda xenomanía.

Xenomanía genuina y xenomanía oportunista
Además de los tres facilitadores generales mencionados (aceptación del marxismo, aceptación de la culpa, aceptación del liberalismo) distinguimos otros dos más concretos, que nos van a permitir distinguir entre dos tipos de xenomanía. En función del elemento facilitador concreto predominante a la hora de compartir tal estado de ánimo y afecto, diferenciamos una xenomanía genuina, o materialmente desinteresada, facilitada, en fin, por una causa de orden puramente psicológico, y otra xenomanía oportunista, es decir, aquella que es facilitada por interés material (afán de lucro, que puede ser el caso, por ejemplo, de determinada gente que dirige o “trabaja” cobrando en ONGs inmigracionistas, o también de determinados empresarios que contratan a inmigrantes, aspiración a ocupar cargos públicos, autopresentación “respetable” de sí mismo para lograr buena fama o buena prensa en el caso de alguien célebre, en el ámbito laboral deseo de congraciarse con los directivos, caso, por ejemplo, de muchos periodistas, etc.) Hay grados intermedios entre estos extremos y pueden encontrarse actuando simultáneamente ambos facilitadores en la misma persona o grupo. En la xenomanía genuina el interés primordial es, como se ha dicho, de orden psicológico (acceder a un estado de buena conciencia); en la oportunista prima el interés de tipo material.
   
Xenomanía para sí y xenomanía para otro
Dentro de la xenomanía genuina o materialmente desinteresa cabe precisar más, en función del modo en que las necesidades que genera tal estado de ánimo son satisfechas. Tenemos la xenomanía para sí, que tiene lugar cuando el xenomaníaco emprende acciones orientadas a dar satisfacción a su afecto desmedido haciendo uso de sus propios recursos, es decir, a su costa. Es el caso, por ejemplo, de la española que voluntariamente contrae matrimonio con un inmigrante que no conoce y costeando los gastos que conlleva para que este inmigrante, mediante este subterfugio, que además es ilegal, obtenga los papeles. Por increíble que parezca hay gente dispuesta a casarse con perfectos desconocidos por causa de la xenomanía. Si cobrara por este acto estaríamos simplemente ante una persona que actúa motivada por mero afán de lucro. La xenomanía para otro es aquella en la que el xenomaníaco trata de traspasar a otro, generalmente a la sociedad, a los contribuyentes, el coste de las acciones que su particular afecto demanda.

Difusión actual de la xenomanía en la población europea
Hoy la xenofilia, especie moderada de xenomanía, como dijimos, caracteriza al grueso de la población de las naciones europeas. Se manifiesta en este sector como estado de ánimo y afecto positivo, pero que se desarrolla de una manera pasiva y con una intensidad moderada, ante los extranjeros; estamos, por tanto, ante un grueso de población ciertamente influido por la propaganda xenofílica y xenomaníaca, pero aún, en principio, recuperable para la discusión racional. La xenomanía caracteriza, en cambio, a un sector de población, hoy minoritario, de auténticos militantes de toda causa anti-europea, activos difusores de la propaganda xenomaníaca. Es comprensible, por tanto, que los casos más acentuados de xenomanía se produzcan entre aquellos elementos más vinculados a toda forma de marxismo, personas que funcionan como tontos útiles ocupados en una inculcación ideológica funcional para la hiperclase, que permite que ésta lleve a cabo sus políticas de corto y largo plazo. Ni la xenomanía, ni la xenofilia son innatas, sino que necesitan, en cuanto estados de ánimo, provocarse, y en cuanto fragmentos ideológicos, aprenderse, algo que se hace a través del discurso, que una campaña propagandística permanente extiende.

    
El prefijo xenos. Del griego antiguo, ξένος significa extranjero y, por extensión, extraño. Los marxistas y sus aliados utilizaron este prefijo para crear la palabra xenofobia y lanzarla como ariete contra la relativa homogeneidad racial de las naciones europeas. Hoy la utilizan no sólo los marxistas, sino también todos los interesados en la globalización y en el derrumbe, o arrinconamiento, del estado-nación. Nosotros creamos las palabras xenofilia y xenomanía para describir unos estados de ánimo y afectos muy reales (que preparan y hacen posible la ejecución de determinadas políticas) y para luchar discursivamente contra todas las fuerzas (marxistas y liberales) que pretenden socavar esta homogeneidad racial y crear, donde hasta hace muy poco había pueblos nacionales autóctonos dotados de estructura estatal soberana, sociedades multiculturales, interculturales y mestizas, de soberanía limitada.
   
Hay que tener muy en cuenta que xenos significa extranjero y que, por tanto, los términos formados con este prefijo tienen un significado que hace referencia a esta condición. El concepto extranjero en su primera y principal acepción es un concepto político (perteneciente a una soberanía estatal ajena a la nuestra), por lo que un extranjero puede ser o no ser un extraño racial.


Lo mismo en catalán aquí y aquí.

31 comentarios:

  1. Muy buen artículo, y es algo que tristemente observamos, cada vez más, en Galicia.....

    ResponderEliminar
  2. Gran artículo. En efecto, inventar ciertas palabras ante las nuevas realidades es algo necesario y complementario al análisis de palabras manipuladas. La ausencia de unas y la tergiversación de las otras constituyen una auténtica neolengua orwelliana que es necesario criticar y desmontar en la guerra cultural y mental en la que estamos inmersos.

    Aclaro que la primera foto no es real, sino de una película danesa. La segunda sí es real, por desgracia. Aunque la desgracia real son sus votantes.

    ResponderEliminar
  3. qbit:
    -"inventar ciertas palabras ante las nuevas realidades es algo necesario y complementario al análisis de palabras manipuladas. La ausencia de unas y la tergiversación de las otras constituyen una auténtica neolengua orwelliana que es necesario criticar y desmontar en la guerra cultural y mental en la que estamos inmersos"-

    León Riente:
    -"Lo más importante es acuñar las palabras que necesitemos y darles uso para introducirlas en el lenguaje común"-

    Enormes razones.

    Xenomanía me suena de algo pero de hecho no conocía muy bien esta palabra y mira por donde pensaba si había alguna que describiera una "atracción" especial u obsesiva hacia los inmigrantes. La he encontrado y con un concepto muy bien explicado. Sin duda utilizarlas sería una gran utilidad.

    Me quedo con esto:
    -"si a esas realidades no les ponemos nombre, y si no popularizamos estos nombres, en el discurso público y privado, sin complejos, será como si discursivamente esas realidades no existieran y así no podremos promocionarlas o combatirlas en el discurso"-

    ¡Un saludo!

    ResponderEliminar
  4. Acerca de la africanización del gusto musical en España (y en Occidente en general), aquí van unas citas de Platón:

    Si quieres conocer a un pueblo, escucha su música.

    Los cambios profundos en las civilizaciones siempre van precedidas por cambios profundos en la música.

    Si quieres controlar a un pueblo, empieza por controlar su música.

    ResponderEliminar
  5. Considero que el origen del mesticismo y la xenomanía se encuentra en la Europa del siglo XIX y en la América Latina de antes y después de ese siglo.

    En mi país (México), ese siempre ha sido el punto central sobre la cuestión racial. Desde la época preindependentista, el tema de razas estaba mucho más suelto que en las colonias anglosajonas. Existían estamentos raciales, sí, pero los matrimonios interraciales estaban permitidos.

    En la época independentista, se tomó como modelo principalmente el prehispánico, esencialmente para llevarle la contraria a la metrópoli, aunque ya para entonces la mayoría de la población mexicana era mestiza.

    Uno de los primeros apologistas del mesticismo (si no el primero) fue José Vasconcelos, quien estuvo a favor de la mezcla entra las razas blanca, indígena y negra para formar su llamada "raza de bronce".

    Frente a este mesticista, Nietzsche habla de "las condiciones que producen las razas ligadas a un clima y a un estamento social" (Más Allá del Bien y el Mal, octava parte, pag. 211), como crítica a la democratización de Europa y la mezcla entre europeos, aunque también es aplicable para la mezcla entre razas humanas.

    Hoy en día, el mesticismo y la xenomanía ha calado hondo entre los mexicanos, sobre todo (lamentablemente) entre los blancos. Hay muchos mexicanos (y latinos en general) que a pesar de ser blancos, no se sienten blancos, y se creen o preferirían ser mestizos, pero no blancos.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  6. """Eduardo Solís dijo...

    En mi país (México), ese siempre ha sido el punto central sobre la cuestión racial. Desde la época preindependentista, el tema de razas estaba mucho más suelto que en las colonias anglosajonas. Existían estamentos raciales, sí, pero los matrimonios interraciales estaban permitidos.

    En la época independentista, se tomó como modelo principalmente el prehispánico, esencialmente para llevarle la contraria a la metrópoli, aunque ya para entonces la mayoría de la población mexicana era mestiza.

    Uno de los primeros apologistas del mesticismo (si no el primero) fue José Vasconcelos, quien estuvo a favor de la mezcla entra las razas blanca, indígena y negra para formar su llamada "raza de bronce"."""


    Teniendo en cuenta que cada raza es el resultado de la evolución de grupos reducidos de humanos bajo circunstancias muy concretas (y probablemente del cruce con otras especies -teoría multirregional-) y que, a pesar de haberse eliminado recientemente esa presión de la adaptación al medio que conlleva la selección natural, sigue evolucionando cada raza por su cuenta de manera natural, diferenciándonos cada vez más -incluso más rápido de lo que se pensaba- los unos de los otros (siguiendo el camino evolutivo que acabaría por convertir cada raza en una especie nueva), me pregunto qué consecuencias puede tener el mestizaje.

    ¿Surgirá una nueva raza? No sé hasta qué punto puede llegar tal cosa a buen puerto en los términos en que me lo planteo pero, en cualquier caso, el tiempo que habría de transcurrir para poder ver los resultados andaría en el orden de las decenas de miles de años. Y ese es un tiempo que no podemos esperar sólo para ver qué ocurre. De momento, en el corto plazo (en términos evolutivos y de la historia de la humanidad), los resultados no parecen muy alentadores.

    ¿Estará, pues, retrasando ese mestizaje este proceso de evolución?

    ResponderEliminar
  7. Caucasoid, cierto que es que individuos de raza pura(de ninguna raza) casi no existen pero lo que dices del cruce con otras especies no es aplicable al hombre blanco, el hombre blanco -según estudios recientes- tiene aportes geneticos neanderthales pero es que el neanderthal no era otra especie sino una raza humana extinta, el homo sapiens africano si que se cruzó probablemente con homínidos inferiores(investigación científica reciente y publicado en prensa aunque muy trufada para que no salten"las alarmas" de lo politicamente correcto)


    Las consecuencias del mestizaje son biológicamente negativas, al igual que la disgenesia de cualquier tipo.


    En principio si una raza se mantiene libre de mestizaje en miles de generaciones podría surgir una nueva especie, el mestizaje obviamente dinamita esa posibilidad.


    A la larga no sé si el mestizaje será tan negativo(miles de generaciones), pero a la corta(cientos de años) lo es, y mucho.

    Todo mestizaje es negativo para los blancos, pero se podría decir que el mestizaje menos dañino sería el que se diera entre blancos y orientales.

    ResponderEliminar
  8. A.J.

    """Caucasoid, cierto que es que individuos de raza pura(de ninguna raza) casi no existen pero lo que dices del cruce con otras especies no es aplicable al hombre blanco, el hombre blanco -según estudios recientes- tiene aportes geneticos neanderthales pero es que el neanderthal no era otra especie sino una raza humana extinta, el homo sapiens africano si que se cruzó probablemente con homínidos inferiores(investigación científica reciente y publicado en prensa aunque muy trufada para que no salten"las alarmas" de lo politicamente correcto)."""

    ¿Cuál es el criterio a la hora de establecer si esos otros humanos arcaicos son considerados otras especies u otras razas? Porque el de que se puedan reproducir y tener descendencia no parece suficiente.


    Solis

    """sabemos muy bien que el ser humano no ha avanzado evolutivamente desde el Neolítico, sino todo lo contrario."""

    Según los estudios de Henry Harpending y su colega Gregory Cochran así como del profesor Jonathan Pritchard, por ejemplo, sí hemos avanzado evolutivamente, incluso más deprisa de lo que se podía haber pensado:

    http://news.bbc.co.uk/2/hi/science/nature/7132794.stm

    http://www.newscientist.com/article/dn8812

    """ Races have evolved away from each other over the past 10,000 years, according to new research that challenges standard ideas about the biological significance of ethnicity.

    [...]

    ‘Human races are evolving away from each other,’ Harpending says.

    [...]

    ‘Genes are evolving fast in Europe, Asia and Africa, but almost all of these are unique to their continent of origin. We are getting less alike, not merging into a single, mixed humanity.’

    [...]

    ‘Our study denies the widely held assumption or belief that modern humans, appeared 40,000 years ago, have not changed since and that we are all pretty much the same. We show that humans are changing relatively rapidly on a scale of centuries to millennia, and that these changes are different in different continental groups. """

    ResponderEliminar
  9. Más sobre esto último:

    http://www.foxnews.com/story/0,2933,316375,00.html

    =================================

    Por cierto, ¿alguien sabe qué hay de cierto en todo esto?

    http://mjolnir.foroactivo.com/t38-el-mito-del-vigor-hibrido

    ResponderEliminar
  10. A.J.

    """Caucasoid, cierto que es que individuos de raza pura(de ninguna raza) casi no existen pero lo que dices del cruce con otras especies no es aplicable al hombre blanco, el hombre blanco -según estudios recientes- tiene aportes geneticos neanderthales pero es que el neanderthal no era otra especie sino una raza humana extinta.

    [...]

    En principio si una raza se mantiene libre de mestizaje en miles de generaciones podría surgir una nueva especie, el mestizaje obviamente dinamita esa posibilidad."""

    Lo que apuntas ahí suena un tanto contradictorio.

    En cualquier caso, yo creo que el mestizaje entre sub-razas -entre individuos distintos dentro de una misma raza- no es malo (aunque tampoco sabemos muy bien cómo las sub-razas han surgido dentro de cada raza; probablemente se trate de una última fase adaptativa y esa proximidad entre sí haga que tales mezclas sean "harmónicas").

    ResponderEliminar
  11. Caucasoid:

    Teniendo en cuenta que cada raza es el resultado de la evolución de grupos reducidos de humanos bajo circunstancias muy concretas (…) y que, a pesar de haberse eliminado recientemente esa presión de la adaptación al medio que conlleva la selección natural, sigue evolucionando cada raza por su cuenta de manera natural, diferenciándonos cada vez más –(…) (siguiendo el camino evolutivo que acabaría por convertir cada raza en una especie nueva), me pregunto qué consecuencias puede tener el mestizaje

    Una cuestión previa es aclarar de una vez por todas que el mestizaje es antinatural porque sigue exactamente la corriente contraria a la de la naturaleza, a la de la evolución. La naturaleza tiende a la diversificación y, como bien dices, a la creación de nuevas especies a partir de razas. El mestizaje, en cambio, homogeneíza y coarta la posibilidad de generación de nuevas especies a partir de las razas de la actual especie humana, Homo sapiens.


    (Contexto: ¿Dónde nos situamos como especie? (según la taxonomía cladística): pertenecemos a la familia Hominidae, la subfamilia Homininae, tribu Hominini, subtribu Hominina, que cuenta con cinco géneros (Ardipithecus, Australopithecus, Kenyanthropus, Paranthropus, y Homo); los géneros se dividen en especies, perteneciendo el hombre actual a la Homo sapiens.

    Dentro del género Homo han existido distintas especies: Homo habilis, Homo erectus, Homo neanderthalensis, Homo sapiens, que es la actual, etc.)


    ¿Surgirá una nueva raza?

    Ese depende directamente de los llamados factores evolutivos, que son, como es sabido, cuatro: 1) la mutación, que produce, al azar, los nuevos tipos genéticos, 2) la selección natural, que elige a los que mejor se adaptan al ambiente en el que viven, 3) la deriva genética, o efecto del azar debido a las fluctuaciones estadísticas de las frecuencias génicas de una generación a otra y 4) la migración de individuos de una población a otra o de un lugar a otro.

    Pues bien, suponiendo que en un determinado territorio poblado por razas que se van a mestizar, la migración de individuos procedentes de otras áreas se detuviese y el mestizaje se prolongara durante las suficientes generaciones podría aparecer un nuevo agregado con características genotípicas y fenotípicas al que podríamos denominar raza. Las características de esta nueva raza dependerán como siempre de los factores evolutivos actuantes pero, a más “corto” plazo, de las de las razas “originarias” que la conformen, y de la proporción en que estas razas estén representadas en el momento en que comience el mestizaje (suponiendo que la migración sea insignificante y no altere constantemente estas proporciones, en cuyo caso será más difícil alcanzar un tipo racial determinado).

    Los frutos conocidos del mestizaje humano, hasta el momento, son bastante decepcionantes para quién espere algo de este proceso anti-natural.
    ____

    Y esto me lleva a la aseveración en dos tiempos de A.J:

    Todo mestizaje es negativo para los blancos,

    Muy cierto, pues la raza blanca se distingue muy especialmente por su relativamente alta inteligencia, siendo esta característica la privativa del humano, casi la única en la que superamos al resto de animales y la que nos ha hecho expandirnos por todo el planeta.

    pero se podría decir que el mestizaje menos dañino sería el que se diera entre blancos y orientales

    Si tenemos en cuenta que lo distintivo del humano es la relativa alta inteligencia, es evidente que los más parecidos a los blancos en esto son los extremo-orientales del norte (japoneses, coreanos, chinos del norte). En este sentido sí, este mestizaje es el menos malo para un blanco.

    Lo que sí pierde el blanco con este mestizaje es el espíritu faústico que, éste sí, es un carácter exclusivo del blanco (y elemento explicativo básico de su modo de estar en el mundo), dado que nadie más lo posee, ni siquiera el extremo-oriental del norte.
    ____

    Excelentes los enlaces para documentar que está generando este hilo.

    ResponderEliminar
  12. "Todo mestizaje es negativo para los blancos, pero se podría decir que el mestizaje menos dañino sería el que se diera entre blancos y orientales."

    Siempre que excluyamos a los amerindios del grupo de los mongoloides o asiáticos mayores (y que tú llamas orientales).

    De todos modos, aún en esos casos, se puede apreciar toda mezcla tanto genotípica como fenotípicamente, incluso si la mezcla se viene produciendo de lejos (en el caso de América con los amerindios, por ejemplo, el mestizaje tiene unos 500 años. Pero en las zonas de transición entre Europa y Asia la mestización que allí se ha podido dar tiene mucho más tiempo y es igualmente distinguible de ambas maneras).

    "Aunque, desde el Neolítico hasta nuestros días los humanos se han mezclado considerablemente, y sabemos muy bien que el ser humano no ha avanzado evolutivamente desde el Neolítico, sino todo lo contrario."

    En realidad no estamos tan mezclados como se creía. No son pocos los descubrimientos en ese sentido. Otra cosa es que se les haya dado una mayor o menor difusión por los medios. Y cada nuevo avance genético apunta más en esa dirección (y en otras muchas políticamente incorrectas).

    ResponderEliminar
  13. León Riente:

    """Suponiendo que en un determinado territorio poblado por razas que se van a mestizar, la migración de individuos procedentes de otras áreas se detuviese y el mestizaje se prolongara durante las suficientes generaciones podría aparecer un nuevo agregado con características genotípicas y fenotípicas al que podríamos denominar raza. Las características de esta nueva raza dependerán como siempre de los factores evolutivos actuantes pero, a más “corto” plazo, de las de las razas “originarias” que la conformen, y de la proporción en que estas razas estén representadas en el momento en que comience el mestizaje (suponiendo que la migración sea insignificante y no altere constantemente estas proporciones, en cuyo caso será más difícil alcanzar un tipo racial determinado)."""

    Eso es. Y como apunta el último Anónimo puede verse que alcanzar ese equilibrio es altamente inviable, de tal modo que en el mejor de los casos lo que se tiene son individuos mestizados, con un mayor aporte de una u otra raza. Sin más.

    De la web de NT:

    http://img246.imageshack.us/img246/2703/afganrefugeeszahedanira.png

    http://img136.imageshack.us/img136/3017/kalashofchitralregionpa.jpg

    http://europa-soberana.blogia.com/2011/040501-descendientes-de-los-arios-restos-de-sangre-indoeuropea-en-asia-iv-de-iv-.php


    """Si tenemos en cuenta que lo distintivo del humano es la relativa alta inteligencia, es evidente que los más parecidos a los blancos en esto son los extremo-orientales del norte (japoneses, coreanos, chinos del norte). En este sentido sí, este mestizaje es el menos malo para un blanco.

    Lo que sí pierde el blanco con este mestizaje es el espíritu faústico que, éste sí, es un carácter exclusivo del blanco (y elemento explicativo básico de su modo de estar en el mundo), dado que nadie más lo posee, ni siquiera el extremo-oriental del norte."""

    Absolutamente de acuerdo.

    Luego habría que entrar a valorar también qué genes resultan ser más recesivos, si los de los caucasoides o los de los mongoloides.
    Precisamente las imágenes de arriba irían en la línea de responder a esta cuestión.

    ResponderEliminar
  14. Caucasoid:

    Gracias por los artículos. Sobre el decaemiento de la evolución del hombre durante el Neolítico, Mark N. Cohen et. al han apuntado que durante el Paleolítco, la altura era considerablemente alta, la configuración esquelética y del cráneo eran más anchas y la dentadura era perfecta.

    http://wholehealthsource.blogspot.com/2009/03/paleopathology-at-origins-of.html

    "Skeletons recovered from early cemeteries show that townsfolk were often smaller, and less-well nourished, than hunter-gatherers. This is because, while agriculture certainly provided more calories, the overall quality of the diet was less."

    http://sci.waikato.ac.nz/evolution/HumanEvolution.shtml

    La capacidad cranial de los cromañones era de 1600 cc. La del hombre (blanco) actual ronda alrededor de los 1400 cc.

    ResponderEliminar
  15. Leon Riente

    "Una cuestión previa es aclarar de una vez por todas que el mestizaje es antinatural porque sigue exactamente la corriente contraria a la de la naturaleza, a la de la evolución. La naturaleza tiende a la diversificación y, como bien dices, a la creación de nuevas especies a partir de razas. El mestizaje, en cambio, homogeneíza y coarta la posibilidad de generación de nuevas especies a partir de las razas de la actual especie humana, Homo sapiens."

    Y como se ve, salvo en casos de mezclas "homeopáticas" (un sólo aporte alógeno y ya algo distante en el tiempo), mestizos con mestizos sólo generan más mestizos.

    ResponderEliminar
  16. Solís:

    """Gracias por los artículos. Sobre el decaemiento de la evolución del hombre durante el Neolítico, Mark N. Cohen et. al han apuntado que durante el Paleolítco, la altura era considerablemente alta, la configuración esquelética y del cráneo eran más anchas y la dentadura era perfecta.

    "Skeletons recovered from early cemeteries show that townsfolk were often smaller, and less-well nourished, than hunter-gatherers. This is because, while agriculture certainly provided more calories, the overall quality of the diet was less."

    La capacidad cranial de los cromañones era de 1600 cc. La del hombre (blanco) actual ronda alrededor de los 1400 cc."""

    Sí, conozco esos estudios. Y más que de involución, yo creo que se trata, tal y como apuntaban, de una clara evolución encaminada a la optimización de la energía eminentemente. No siempre más grande significa mejor.

    ResponderEliminar
  17. Caucasoid, los cambios que trajo el neolítico no fueron una evolución hacia el ahorro energético, esos cambios vinieron más bien por el cambio en la alimentación con la agricultura y la alimentación cerealista que trajo el neolítico con las migraciones provenientes de la zona donde actualmente se encuentra Israel, Irán...

    Esta posibilidad es la que apunta NT a la cual yo le veo bastante sentido.

    El neanderthal era de estatura baja pero muy corpulento y muy desarrollado en su osamenta y si algo necesitó el neanderthal europeo fue energía por un tubo para soportar las glaciaciones.

    El"deterioro" físico del cromagnon puede que tuviera que ver con un cambio drástico en la alimentación, hoy en dia podemos observar "en directo" los destrozos que causa una mala alimentación y hábito de vida negativo en numerosos individuos de las sociedades occidentales(obesidad, enfermedades de la conducta alimentaria, diabetes...)


    En un ambiente en el que el hombre era cazador y que ya se situaba en la pirámide de la cadena alimenticia, más grande y más fuerte si que era importante y decisivo, para cultivar avena y criar corderos no hace falta ser ningún superdepredador.


    (No pretendo ser impertinente replicandote)

    ResponderEliminar
  18. A.J.

    Yo estaba pensando en esto en concreto:

    http://www.dailymail.co.uk/sciencetech/article-1343093/Human-brain-shrinking-20-000-years.html

    http://discovermagazine.com/2010/sep/25-modern-humans-smart-why-brain-shrinking

    ResponderEliminar
  19. Alguna cosilla más:

    http://www.libertaddigital.com/ciencia/el-origen-africano-del-hombre-en-entredicho-1276405562/

    http://www.libertaddigital.com/ciencia/encuentran-en-israel-los-restos-humanos-mas-antiguos-del-mundo-1276410577/

    http://www.telegraph.co.uk/science/science-news/8219488/Ancient-cousin-of-humans-identified-by-scientists.html

    ResponderEliminar
  20. En relación con lo que apuntabas, A.J.:

    http://www.dailymail.co.uk/sciencetech/article-2002684/Were-getting-smaller-brains-shrinking--farming-blame.html

    =================================

    Y como curiosidad:

    http://news.bbc.co.uk/2/hi/uk_news/6057734.stm

    ResponderEliminar
  21. http://www.youtube.com/watch?v=cBzR4ozqZZo

    Antirracista es una palabra en clave para antiblanco.

    ResponderEliminar
  22. En el blog de Dienekes también se ha hablado sobre el origen del homo sapiens sapiens aquí

    Además de la mediática teoría del origen único fuera de África, hay otras dos teorías que tienen fama en este momento:

    Una (que Dienekes comparte) donde los hubo diferentes grupos de homo sapiens en África, de los cuales uno (posiblemente en el este de África) se separó y salió del continente.

    Y otra (que me gusta más), donde el origen de los homo sapiens anatómicamente modernos está en el Medio Oriente (Adán euroasiático).

    ResponderEliminar
  23. Muy interesante la conversación como siempre.

    León ¿Podrías desarrollar más a que te refieres con espíritu faústico?

    Gracias

    Ulises

    ResponderEliminar
  24. Ulises

    Ha sido descrito de muchas maneras el espíritu faústico.

    En el contexto de este hilo lo entiendo, y en este sentido hice mención a él, como la necesidad de ir más allá. Es la definición más breve y sencilla que puedo dar (ignoro si alguien la ha formulado ya exactamente así; en tal caso remito al autor).

    Importante es no confundir necesidad con capacidad; como es necesidad, el espíritu faústico a veces obliga a tomar decisiones contrarias al sentido común. También es importante mencionar que la fenomenología del espíritu faústico se puede imitar, pero el propio espíritu no. Por eso se requiere un análisis concienzudo en determinados casos para discernir bien entre lo que es auténtico espíritu faústico y lo que es mera copia de su manifestación.

    ResponderEliminar
  25. Cabe añadir que el trabajo de crear esta terminología está practicamente hecho, pues a veces es suficiente con coger algún manual "anti-xenófobo" de los puestos en circulación por las ONGs, las asociaciones pro-inmigracionistas o la misma administración, y darle la vuelta a los sustantivos, adjetivos y frases que emplean.

    Personalmente he comprobado que estos textos reformulados surten un magnífico efecto cognoscitivo de "desprogramación" en aquellos que por primera vez se enfrentan a lo que se puede definir como una nueva percepción, mas equilibrada (y certera, y objetiva..) de las cosas.

    Meterse en el pensamiento progrexenófilo es clave para crirticarlo con fundamento. De ahí que sea muy recomendable desde un punto de vista didáctico parafrasear los textos contra el "racismo y la xenofobia" dándoles la vuelta. Sirve como ejercicio y entrenamiento, y además se van conociendo sus puntos clave. Por ejemplo cuando hablan de “antiracismo” implícitamente son racistas antiespañoles (antiblancos, antieuropeos), cuando hablan de "xenofobia" implícitamente son xenófilos (preferencia por los de fuera hasta rallar la pusilanimidad), cuando hablan del "discurso del odio o de la intolerancia" en realidad están poniendo en práctica el auto-odio y la endofobia (odio contra el propio país y cultura), siendo muy intolerantes con quienes no piensan como ellos, etc. Es una buena manera de descifrar su neolenguaje codificado en lo políticamente correcto

    ResponderEliminar
  26. Deporta

    el trabajo de crear esta terminología está practicamente hecho, pues a veces es suficiente con coger algún manual "anti-xenófobo" de los puestos en circulación por las ONGs, las asociaciones pro-inmigracionistas o la misma administración, y darle la vuelta a los sustantivos, adjetivos y frases que emplean

    Está sólo en potencia, pues hay que formular la terminología y, lo que es mucho más complicado, ponerla en circulación.

    De todas formas nosotros necesitamos conceptos consistentes, por eso es imprescindible un trabajo de reformulación, porque todo no es simétrico. Invertir está bien, pero no basta. La inversión sería un primer paso.

    En la reformulación hay que intentar dejar al descubierto las contradicciones de la versión oficial de la realidad. Por ejemplo, es muy conveniente que el progre inmigracionista quede destapado como un clasista enemigo de la clase trabajadora. Encontrar la contradicción es lo que le da mordiente al término nuevo, y es el segundo paso. Por eso me esfuerzo en la definición de "xenomanía" en denunciar su funcionalidad para el capital a la vez que la popularidad de este afecto entre progres e izquierdistas, que devienen tontos útiles y/o aliados del gran capital.

    he comprobado que estos textos reformulados surten un magnífico efecto cognoscitivo de "desprogramación" en aquellos que por primera vez se enfrentan a lo que se puede definir como una nueva percepción, mas equilibrada (y certera, y objetiva..) de las cosas.

    Pues sí. Pero para comprender y compartir esa nueva percepción antes tienen que haberse removido algunas convicciones. Es muy eficaz aquí (aunque no siempre suficiente, requiriéndose muchas veces un trabajo añadido de contextualización) la exposición objetiva de hechos que no cuadran con la versión de la realidad dada por los "programadores". A ser posible hechos expuestos por fuentes socialmente aceptadas (es decir por el enemigo).

    Me has dado una idea. Si tengo algo de tiempo cogeré uno de esos manuales "anti-xenófobos" y les aplicaré sistemáticamente la técnica del análisis del discurso a ver en qué quedan.

    Meterse en el pensamiento progrexenófilo es clave para crirticarlo con fundamento. De ahí que sea muy recomendable desde un punto de vista didáctico parafrasear los textos contra el "racismo y la xenofobia" dándoles la vuelta. Sirve como ejercicio y entrenamiento, y además se van conociendo sus puntos clave.

    De acuerdo con esto. Yo también lo recomiendo.

    ResponderEliminar
  27. Por supuesto eso de que "el trabajo está practicamente hecho" es solo una afirmación parcial referido a un primer nivel o fase, luego existirían otras dos fases, tales como el análisis estructural que indicas o la puesta en circulación

    ResponderEliminar
  28. ¿Podéis aclarar alguno qué implicaciones en términos evolutivos tiene el hecho de que, dentro de una misma raza (la caucasoide en este caso), unas "ramas" de la misma sean del neolítico (zonas de oriente medio y norte de África, coincidente con los haplos J, E, etc.) y otras sean mucho anteriores, del paleolítico (haplos R1a, R1b, I, etc.)?

    ResponderEliminar
  29. Otra cosa; ¿se sabe si los rasgos/genes recesivos (autosomas recesivos) son fruto de una mayor evolución o simplemente pueden ser señal de mezclas con unas determinadas razas o especies de homínidos arcaicas, anteriores al hombre moderno?

    ResponderEliminar
  30. La pildora que cura el racismo.

    http://www.theoccidentalobserver.net/2012/03/the-pill-that-cures-racism/

    9 de marzo de 2012 15:47

    ResponderEliminar
  31. No dudo que se la apliquen sólo a los blancos.

    (De hecho, los voluntarios fueron blancos.)

    ResponderEliminar

No comentes si tu comentario no aporta nada o no es una pregunta pertinente.

No comentes si tu comentario no tiene relación directa con el tema del artículo en cuestión. Si consideras que tu comentario debe ser publicado, acude a la nube de temas (columna izquierda) y puede que encuentres un artículo y serie de comentarios relacionado con el tuyo.

No comentes si no eres capaz de tener criterio propio.

Si sigues pensando que es buena idea comentar aquí, lee esto antes.

Si vienes a provocar atente a las consecuencias. Muchos provocadores han huído de aquí ya escarmentados.