domingo, 27 de mayo de 2012

Resolución 677 (1990) de 28 de noviembre de 1990 del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas referente a Kuwait frente a la actitud de las Naciones Unidas con respecto a la situación de Europa


He aquí el texto de esta resolución de la ONU, concerniente a la situación en Kuwait tras la invasión iraquí de su territorio en 1990:
    

El texto es intachable desde una perspectiva favorable a los derechos nacionales de los pueblos y su soberanía. Hay frases altamente significativas en el contexto de un país (Kuwait) invadido por el ejército de otro país (Iraq) y que supuestamente estaba tratando de instalar colonos (iraquíes), tales como que este Consejo esté “profundamente preocupado por el actual intento de Iraq de alterar la composición demográfica de Kuwait”, o que “condena el intento de Iraq de alterar la composición demográfica de Kuwait”. Y como medida preventiva “encomienda al Secretario General que se encargue de la custodia de una copia del registro de la población de Kuwait, cuya autenticidad ha sido certificada por el Gobierno legítimo de Kuwait, y que abarca las inscripciones hechas hasta el 1º de agosto de 1990”. En la resolución se informa de que, al parecer, el invasor iraquí había tratado de destruir los libros del registro civil kuwaití.
    
Que no se alterara la composición demográfica de Kuwait fue una preocupación del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas. Preocupación legítima, con independencia de la verdad o falsedad acerca de que Iraq estuviera intentando alterarla, o destruyendo el registro civil kuwaití.  
    
Pero, ¡qué distinta es la actitud de la Organización de las Naciones Unidas cuando se trata de la composición demográfica de Europa! Ahí ya no hay preocupación alguna por parte del organismo mundialista respecto a la alteración en curso mediante inmigración masiva, ni interés alguno en preservar los registros civiles de las distintas naciones europeas. “La ONU anima a Europa a flexibilizar la política migratoria frente a la crisis”, a través de su informe (lleno de mentiras y de tópicos) “Superando barreras: movilidad y desarrollo humanos”, a cargo del Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD). Lo que para Kuwait era un problema, la alteración de la composición demográfica de Kuwait, para Europa pasa a ser algo muy positivo y, en neolengua, se le llama a esta alteración “incremento de la diversidad cultural”. La composición demográfica de Kuwait interesa dejarla como está, pero no la de Europa, que puede ser adulterada a voluntad, según el ente globalizador. Este contraste fue lo que llevó al historiador disidente alemán Gerd Honsik a hablar de “las leyes trucadas del imperio americano”. “La ONU afirma que Europa deberá duplicar sus inmigrantes para combatir la baja natalidad”, se dice en el informe “La libertad cultural en el mundo diverso de hoy”, también del PNUD. Esta medida no tiene sentido en la lógica de la resolución 677. ¿Y por qué no estimular la natalidad de los nativos europeos? Esa es la pregunta que cabría hacerle a la ONU, sobre todo teniendo en cuenta que esta medida no alteraría la composición demográfica de Europa, mientras que la inmigración sí. Pero si el objetivo oculto del ente mundialista es realmente alterar esa composición demográfica y acabar con la identidad de los europeos, duplicar el número de inmigrantes es una medida con mucho sentido.
    
Y que nadie se llame a engaño. La composición demográfica de un estado, que es tanto como decir su identidad nacional, es algo a preservar con independencia del método que amenace con alterarla (colonización tras una guerra de invasión, fomento de la inmigración masiva tras o simultáneamente a campañas propagandísticas de carácter xenomaníaco entre los nativos, etc.)
    
La ONU tiene a sueldo (a lucrativo sueldo) a muchos funcionarios que se dedican a despotricar contra las naciones de Europa y contra cualquier medida, por tímida que sea, que vaya en el sentido de no alterar la composición demográfica de sus naciones, es decir, contra cualquier medida que trate de aplicar a Europa la misma idea de preservación que contiene la resolución 677 para Kuwait. Un tal Doudou Diene, al parecer relator (¿qué es eso?) especial de las Naciones Unidas sobre las formas contemporáneas de racismo y discriminación racial, critica una propuesta de pacto de inmigración de la Unión Europa (que no deja de ser inmigracionista) porque le resulta xenófoba. Para la ONU las distintas naciones de Europa parecen no tener derecho a disponer de un atibo de política inmigratoria soberana. Como era previsible, no ha denunciado este relator el creciente racismo anti-blanco instalado en la propia Europa. Otra burócrata, la Alta Comisionada para los Derechos Humanos de Naciones, una tal Navi Pillay, “califica de peligroso el discurso sobre inmigración de Berlusconi”. Tampoco le interesa a este personaje, entre cuyos dudosos méritos está el haber sido juez en el dudoso Tribunal Penal Internacional de La Haya, no alterar mediante inmigración la composición demográfica de Italia.
    
Todo en la ONU y sus innumerables comités, relatores, altos comisionados, etc. es igual y no voy a multiplicar las citas y noticias. Una cohorte de burocracias y de funcionarios, que nos cuesta mucho dinero mantener, al servicio del más atroz mundialismo y hostil por principio a la conservación de la composición demográfica de Europa.
    
España debe abandonar de inmediato el engendro mundialista y antieuropeo conocido como Organización de las Naciones Unidas y animar al resto de naciones europeas y a los posibles aliados extra-europeos, como Japón, a hacer lo mismo.

6 comentarios:

  1. Ya cada día que pasa disimulan menos:

    """Uno de los padres de la Unión Europea, Jean Monnet, dijo que si tuviera que volver a empezar lo haría por la cultura. Estas palabras se asocian a la construcción de Europa. Mientras luchamos contra la crisis financiera, nos preguntamos, ¿en qué medida la falta de solidaridad en Europa se debe a la falta de una cultura común?Si los europeos pudieran reírse, cantar y llorar juntos con las mismas películas y la misma música, ¿eso podría ayudar a crear una identidad europea común? ¿Y ayudar a resolver una crisis tan profunda como la actual? """
    http://es.euronews.com/2012/05/24/una-cultura-comun-y-el-cine-europeo/

    ResponderEliminar
  2. Una interesante entrevista al recién elegido presidente serbio:

    https://www.youtube.com/watch?v=3vqF0P3CLlk

    ResponderEliminar
  3. Impecable, León, tanto entrada como respuestas.

    Lo curioso es que si en Europa alguien se plantea identificar en el censo la etnia o pueblo original al que se le pertenece enseguida se le llama racista, mientras que si son países no-europeos (Indonesia, Sri Lanka, Kuwait en este caso, etc.) aquí paz y después gloria.

    Nadie habla del genocidio en Sudáfrica. Esto es lo de siempre:

    ANTIRRACISTA es una palabra en clave para ANTIBLANCO

    ResponderEliminar
  4. La ONU, sigue con su agenda de la primavera árabe.
    La presión constante sobre Siria en difundir el miedo y la mentira, dicen que si no se respeta el plan de paz de Naciones Unidas el conflicto podría expandirse al Líbano. La Liga Árabe controlada por los sionistas intenta engañar a Asaad para que se logre la estabilidad en el país, antes de los conflictos de la primavera árabe había mucha estabilidad en este país relativamente tranquilo (dentro de lo que es la zona) la táctica de la ONU ya la conocemos inmiscuir a los países occidentales e islámicos para aumentar la presión y la destitución de Asaad por la buenas o por las malas e instaurar una democracia a la mahometana. Así como suena. Yo también creo en la democracia, cuando estoy con la familia o con los amigos algunas veces solemos votar.

    ResponderEliminar
  5. Ingresar en un predio que tiene predominio de varones, bajo la consigna "nada de sensiblería" y con el objetivo de lograr la aprobación masculina, me parece antinatural

    Yo no creo que su objetivo sea obtener la aprobación masculina de este sitio. Me parece bastante errado, por precipitado, lanzar esa afirmación. Una afirmación que practicamente se podría extrapolar a muchas mujeres que a lo largo de la historia se movieron en estándares masculinos y destacaron por ello sin dejar de ser mujeres y madres.

    Que el ímpetu de Joana se mueva con mayor comodidad sobre cánones masculinos no lo veo problema. Tampoco el 100% de las mujeres van a ser modositas y petulantes, alguna habrá que se salga de la norma, y si ese hacer es favorable a este lado, pues mejor a que lo sea del lado enemigo, vamos digo yo.

    ResponderEliminar
  6. Deporta:
    Gracias por tus gentiles palabras.
    Realmente no me interesa la aprobación masculina, ni tampoco la femenina. Soy como soy, y esto es lo que hay.
    No soy una mujer al uso, nunca lo he sido.
    No soy un hombre tampoco ni pretendo serlo. Estoy cómoda en mi piel.
    Simplemente hago lo que tengo que hacer.

    ResponderEliminar

No comentes si tu comentario no aporta nada o no es una pregunta pertinente.

No comentes si tu comentario no tiene relación directa con el tema del artículo en cuestión. Si consideras que tu comentario debe ser publicado, acude a la nube de temas (columna izquierda) y puede que encuentres un artículo y serie de comentarios relacionado con el tuyo.

No comentes si no eres capaz de tener criterio propio.

Si sigues pensando que es buena idea comentar aquí, lee esto antes.

Si vienes a provocar atente a las consecuencias. Muchos provocadores han huído de aquí ya escarmentados.