viernes, 28 de septiembre de 2012

Caballerosidad selectiva, por favor


Un nuevo tipo humano, tan pretensioso como ridículo, hace su aparición estelar en España. No es otro sino aquel hombre que delante de una mujer desconocida y por causa de una mujer desconocida, y agredida, decide defenderla físicamente. Hace unos días se hizo célebre un militar español que, en el barrio melillense donde reside, intervino en una trifulca entre una mujer y un hombre marroquíes, pelea que estaba siendo presenciada por un grupo de hombres, también marroquíes, que permanecían pasivos. Al parecer, hay mucha gente que le aplaude por esto.

Esto me hizo recordar este otro caso de un joven gallego que intervino en defensa de una mujer que estaba siendo golpeada por su novio. En la pelea este último sufre una fractura de mandíbula debido a una patada que le propina el defensor, respuesta a un cabezazo que el defensor recibió del novio golpeador. Al tiempo se celebra un juicio en el que el defensor es condenado, por “exceso defensivo”, a tres meses de cárcel y al pago de 15.550 euros de multa al novio agresor, juicio en el que la mujer agredida declaró en contra de su anónimo defensor y a favor de su agresivo novio, el mismo que a ella la cogió del cuello y la arrastró por las escaleras. ¡Cómo entender a estas mujeres! Otro defensor al que aplaudieron en su momento. Este segundo caso es mejor para lo que aquí se trata, pues está ausente el elemento multirracial y multicultural y permite un análisis más centrado del asunto. Sobre el tema femenino ya he comentado aquí más de una vez que, en algunos sentidos, lo conocen mejor y lo manejan mejor los musulmanes que el español medio de hoy, tan adoctrinado en el absurdo feminista. Pero esa no es la cuestión ahora.

Hay muchos más casos similares a estos dos. Defender físicamente a una mujer desconocida puede salir muy caro y con esta contundente afirmación pretendo advertir a los comentaristas habituales y a los lectores que potencialmente, por un ímpetu de caballerosidad, estén dispuestos a participar en la defensa de una mujer agredida y desconocida. No lo hagáis, ni se os ocurra, aunque os lo pida el cuerpo. Ningún hombre español debe participar en la defensa física directa de una mujer agredida que no sea de su propia familia o muy conocida por él. Ante un caso de agresión a una desconocida, aconsejo situarse a una distancia prudencial y, a continuación, avisar a la policía. Sí está bien, en cambio, defender físicamente, aunque no los conozcas, a los niños, o a un hombre agredido si es que hay motivos para defenderlo. Hay varias razones para sostener esta praxis abstencionista en lo que hace a la defensa física de mujeres desconocidas y agredidas.

Por un lado, el entramado de leyes feministas que sufrimos en España, hace que cualquier hombre esté en permanente riesgo legal. Para el hombre implicado en algún tipo de cuestión con una mujer, incluso aunque sea para defenderla, como en el caso de Galicia, no existe la presunción de inocencia. No busquemos, por tanto, ocasiones en las que éstas nos puedan liar. El ánimo de muchas mujeres es voluble y su criterio caprichoso y, a pesar de esto, su palabra cuenta más que la tuya, hombre, para la administración de justicia española. Con relación a ellas, hombre español, tú eres un ciudadano de segunda.

Por otro lado, la caballerosidad requiere, para su práctica, de señoras y señoritas. Ser caballeroso con una tía es de tontos. ¿Hace falta explicar aquí la diferencia entre una señora/señorita y una tía? En España escasean mucho las señoras y señoritas y abundan las tías. No hagáis el tonto con éstas. A ver si, por caballerosidad, va a resultar que estáis defendiendo físicamente de una agresión a una tía. Pero hay más. Un conocido mío, gran conocedor de las mujeres, tiene una hipótesis muy sugestiva sobre ciertos problemas con los que se encuentran determinadas mujeres. Cuenta éste que muchas mujeres, en su búsqueda natural del macho alfa, se confunden y optan por la caricatura macarra de semejante macho. Por eso en los institutos hay ciertas jovencillas que dan juego a los compañeros problemáticos y gamberros e ignoran a los que se comportan de modo más formal. Si este tipo de elecciones se sostienen en el tiempo, es probable que la jovencilla con este tipo de predilecciones termine relacionada con un agresor en potencia (o en acto). Futuras agresiones y abusos cometidos por estos macarras no se justifican por este error femenino, desde luego, pero tampoco nosotros estamos para dar solución a este problema electivo ni para resultar enredados por él. Que se encargue la policía; nosotros la avisamos. Tú no seas pagafantas.

Por último y relacionado con lo anterior, no es lícito jugar con dos barajas, como hacen hoy tantas mujeres. Si la mayoría de las mujeres aceptan, ora con entusiasmo, ora con silencio cómplice, el cúmulo de leyes y estructuras feministas creadas supuestamente en su favor, no deben esperar éstas que el valor pre-feminista y anti-feminista de la caballerosidad entre en escena para su defensa. Si la violencia privada del varón es siempre tan nefasta, pues que se reduzca todo a la violencia pública del estado. Que a la desconocida agredida la defienda físicamente la policía, pero no lo hagas tú. Limítate a ponerte a cubierto primero y a avisar a la policía después. Si la policía no es suficiente, que defiendan físicamente las asociaciones feministas, siempre tan belicosas. O que la defienda físicamente su puta madre, pero no tú.

31 comentarios:

  1. Puede que tengas toda la razon hermano Leon, nunca me vi en una situacion semejante,

    particularmente he sentido mas ganas de agredir a alguna tipeja blanca que veo por la calle con hombres no blancos(aunque obviamente nunca lo vaya a hacer) que de defenderlas de los malos tratos que luego estos les inflingen eso te lo aseguro, aunque reconozco que me conmueve ver a una mujer o un niño llorar.

    saludos NONSISTEMA.

    ResponderEliminar
  2. Este artículo promete ser divertido: recuerdo al profesor Neira, "caballero" absurdo, sin tener ni puta idea en el mundo en que vive. Es tal la canalla que anda suelta por esta sociedad hedonista en la que vivimos, que pretender aplicar valores éticos y caballerescos entre gentuza es como arrojar jarros de agua al mar. Uno de los códigos más importantes del caballero siempre ha sido defender al débil incluso a costa de su vida, código del que estoy totalmente de acuerdo; pero la caballerosidad como la nobleza y la elegancia es un Don con el que ciertas personas nacen, y sé por experiencia que las personas que suelen tener algunas de estas virtudes siempre suelen ser muy inteligentes, y a riesgo de parecer un cínico desde mi punto de vista, la actitud del profesor Neira fue visceral,nada inteligente, propia de una persona con poca mundología. En la antigüedad un caballero sacaba la espada para usarla y no para amenazar y si existían dudas en su actuación, siempre era juzgado por caballeros y en base a sus estrictos códigos. Una sociedad corrompida como la actual en la que políticos degenerados y corruptos, con sus respectivos palmeros son los que van a premiar o castigar actos, conductas y situaciones tan inmorales y complejas que si por un casual presencias alguna, lo mas acertado sería convertirte en un mero e indiferente espectador.

    ResponderEliminar
  3. Cuánta razón tiene León Riente...

    Por propia experiencia he llegado a la conclusión de que cuanto más caballeroso y correcto es tu comportamiento hacia la mujer de hoy, más eres rechazado. En el artículo tal vez he encontrado una posible explicación a esto.

    Además, la mujer de hoy está desequilibrada emocionalmente: está en un punto medio en que no sabe si inclinarse por la feminidad o por la masculinidad; al mismo tiempo que dice palabrotas como los hombres (esos que sólo piensan con la entrepierna, se entiende...), se preocupa sólo de los trapitos que se ha de poner para estar mona... Hace un tiempo sentía respecto y veneración por la mujer; pero después, salvo honrosas excepciones, sólo me han producido desconfianza y hasta repulsión.

    (Y estoy felizmente casado, que conste, así que no se me podrá acusar de "reprimido", de "mala experiencia con mujeres" y cosas así...).

    ResponderEliminar
  4. Como dije en el anterior artículo:
    "La mejor semilla en el mejor suelo, la peor semilla en el peor suelo", para estos casos también es aplicable.

    Ciertas formas y sacrificios-defensas para quien las merezca y para saber eso hay que conocerse.


    Yo si he presenciado muchas agresiones de garrulos a sus putillas(sobre todo cuando rondaba los 20-22 años) y jamás les defendí, a alguna la conocía y en el fondo se lo merecía ya que cumplían el famoso dicho de"sarna con gusto no pica"


    Respecto a la perdida de femeneidad de la mujer solo diré que es un fenómeno que se retroalimenta ya que hasta un garrulo bakalaero como el de la foto aspira a una mujer algo femenina y no a un híbrido de camionero.

    Cuando se critica a las mujeres hay que ser justos. Hay mucha desequilibrada , pero es cierto que la degradación del varón y los valores tradicionales solo han hecho que dar pábulo y legitimidad moral a algunas reclamaciones y victimismos feministas.

    Sería interesante saber que sucedió antes,si la androgenia femenina o la degradación moral masculina...personalmente creo que son fenómenos parejos en el tiempo y que son consecuencia de la perdida de la tradición, los valores intrínsecos a ella y -por enésima vez- el adoctrinamiento de la masa en ideas igualitarias .

    ResponderEliminar
  5. Las mujeres que rechazan al varon caballeroso y honesto, son simplemente imbeciles funcionales, TROZOS DE CARNE que como tal quieren ser tratadas y que como aqui se ha dicho, no saben distinguir un macho alfa de un delincuente o semi-delincuente, por eso algunos invasores sobre todo panchitos, triunfan con niñatas autoctonas cuya madurez mental no debe llegar a superar los cinco años aunque ellas tengan quince,

    aun asi no hay que generalizar, a veces te llevas agradables sorpresas con tipas con aspecto de golfillas que luego agradecen al varon elegante que las trata con respeto, la mujer actual esta desequilibrada y encuentras de todo, tambien a muchas que estan pidiendo a gritos un tio que las quiera y las haga madres aunque ellas se las den de mujeres liberadas y tal,

    tambien hay que reconocer que hoy en dia muchos hombres blancos de todas las edades estan degenerados y buscan el "amor" en el lupanar mas cercano, en vez de intentar conquistar a una bella señorita blanca con la que formar una familia.

    El caso de el profesor neira fue infame, se encumbro a las alturas a un chulo-despota porque intereso politicamente, recuerdo que apenas dos meses despues de que ocurriera aquello, en una villa cercana a mi localidad, un macarra apuñalo a un vigilante de seguridad porque intervino cuando a la salidad de un puff e macarra le estaba dando una paliza a su novia que era brasileña, el vigilante murio en el hospital dias despues, y el suceso paso desapercibido a nivel nacional, solo salio en los periodicos locales, no hubo medallas ni reconocimientos para un pobre currito mileurista... vamos que ves en casos asi la manipulacion y tirania que ejercen los infames medios de comunicacion que tenemos en españa, mas cuando hay temas feministas por el medio.

    saludos NONSISTEMA.

    ResponderEliminar
  6. "¡Cómo entender a estas mujeres!".

    Hace tiempo Qbit nos participó una frase que explica el rechazo de la mujer hacia el "paladín" y su predilección hacia el malhechor:

    "Es natural condición de mujeres desdeñar a quien las quiere, y amar a quien las aborrece" (Miguel de Cervantes).

    No soy tan arrogante para saber más que el Poeta.

    Lo curioso es que mientras más golfas lucen más se las disputan. Habitual es ver en cualquier película a las pechugonas provocando contiendas en un bar. Obviamente muchos piensan que la quijotada vale el precio de sus muelas. Ni todas las pedorras del mundo juntas compensarían un postizo.

    El artículo parte de un "error", o, dicho correctamente, el consejo termina siendo innecesario, pues los amables deberían comprender que la liberada mujer actual NO NECESITA DE NADIE QUE LA DEFIENDA.

    ¿Una Señorita se involucraría en algo que dé motivo para defenderla? Así, el concepto de caballero sale sobrando.

    ResponderEliminar
  7. Hola. En mi opinión:

    -Las mujeres blancas de hoy están encaramadas en un pedestal que no les corresponde y que además no se han ganado.

    -Las mujeres de los cuadros de la Hermandad Prerrafaelita sólo existen en esos cuadros. No existen en la realidad. Es difícil encontrar mujeres así, muy difícil.

    -El mundo actual está sobrefeminizado. Por ejemplo, es un hecho que las niñas danesas han adelantado su pubertad 2 años en una generación, una animalada disgenésica. El hombre está feminizado y la mujer sobrefeminizada, como consecuencia de una propaganda igualitaria-feminista pesadísima, una contaminación bestial con xenoestrógenos y el marketing de las últimas décadas, orientado al sector servicios (vertiente "trabajos fisnos" y oferta de ropitas, bolsitos, zapatitos y demás mierdecitas fabricados fuera -el diseñador Custo Dalmau reconoció hace días en una entrevista que producen en Iberoamérica y el Sudeste Asiático porque les sale más barato, y lo decía con la misma naturalidad que si llega a decir que hoy hace sol- que sirven para subir los ánimos de nuestras mujeres por no corresponder al ideal idílico de mujer de hoy en día, tipo Olivia Palermo o Blake Lively, preconizado generalmente por publicistas solteros y por modistos homosexuales).

    -El entramado legislativo y jurisprudencial de hoy hace que el hombre deba tentarse la ropa antes de actuar. Estoy de acuerdo con el artículo. Se puede decir que la mujer es impredecible. Sí, es cierto que puede ser impredecible. Algunos dicen que eso significa que "tiene misterio". Yo lo traduzco de otra forma: significa que NO ES DE FIAR.

    Un saludo.

    ResponderEliminar
  8. Celebro esta vez la unanimidad que se registra en estos comentarios. La celebro porque presupongo en los comentaristas y lectores habituales de esta página un nivel elevado de caballerosidad y, por eso mismo, hombres especialmente expuestos a sufrir la injusticia y la ignominia de esta sociedad podrida y corrupta, tan feminista.

    Sobre el desequilibrio emocional (y de otros tipos) de la mujer actual habría mucho que escribir. Cuidado que tampoco el hombre está mucho mejor. Es lo que pasa cuando se juega con la polaridad natural y con el Orden. Gente desquiciada es la que necesita los amos del mundo, para mantener e intensificar su hegemonía criminal; sobre esto se ha comentado bastante ya.

    Lo importante es que el hombre caballeroso se plantee su actitud y conducta, ante una situación como la descrita en la segunda noticia, a priori, antes de que ocurra y se vea implicado en ella por defender a una desconocida por que el cuerpo se lo pida. Ante la agresión a la mujer desconocida (o sea, ante a la agresión a una mujer de la que no se puede saber si es señora/señorita o tía), abstención de defensa física directa; sí ponerse a cubierto y avisar a la policía. Nadie podrá acusarle de nada y no se verá el caballero envuelto en problemas de tías, además en un contexto jurídico feminista y por tanto extremadamernte hostil al caballero.

    Que las "liberadas" se defiendan ellas mismas, como dice alguien por ahí. Los caballeros están liberados de defender a semejante tipo de mujeres. Los caballeros no tienen la menor obligación hacia ellas. Efectivamente, Qbit tiene algunos buenos artículos sobre la psicología y personalidad femenina que son de obligada lectura.

    ResponderEliminar
  9. Anecdota al respecto: Hace más de un año y medio en la Calle Pechuán puerta Restaurante árabe Al Fanus. Madrid
    Este restaurante está al lado del Auditorio Nacional, esa tarde tenía entrada para un concierto, saqué a mi perro salchicha del coche para darle un paseo antes de entrar en el Auditorio; yo me encontraba enfrente del restaurante y un poco más arriba estaba la Comisaría de Policia, el restaurante tiene dos puertas y una está cerrada, habilitada para escaparate, la tarde era lluviosa. Ella tenía una especie de bata blanca para faenas de cocina, él tenía ropa de calle. El piltrafa la estaba metiendo una somanta de ostias de todos los colores a la mora y los gritos y los insultos eran... supongo, en beréber, ella también le estaba dando alguna ostia que otra. Yo podía haber intervenido, a mí no me asusta ni uno ni cien moros. Para ser sincero no me salió de los cojones hacerlo, y jamás lo haría, salvo que fuese un niño o anciano, pero a un invasor de mi país, sea del país que sea, que no cuenten conmigo. Una señora que pasaba por allí me dijo que hiciese algo, que llamase a la policía. Yo la dije, tranquila mujer que se lo están pasando muy bien. A los diez minutos se calmaron y empezaron a hablar en español. Ella le decía, (textual) ¡Hijo de puta mira lo que has hecho a mi móvil! y él la contesta, ¡te jodes! por romperme el paraguas, al rato estaban morreándose e insultandose cariñosamente.
    Por mí como si se matan

    ResponderEliminar
  10. Buenas, soy una mujer y estoy totalmente de acuerdo con el artículo. Por suerte nunca me vi envuelta en ningún problema de violencia física, pero un conocido me contó que, hace ya varios años, cuando regresaba de trabajar, vio en el tren a un moro intentando sobar a una choni así que fue a defenderla, la cosa fue a mayores y el moro acabó con la nariz rota. Llega el tren a una estación y allí está esperando la Guardia Civil porque el moro había llamado para presentar una denuncia por agresión. Mi conocido le pide a la choni que diga lo que pasó y ella "es que no sé", "había bebido", "es verdad que la reacción fue desproporcionada" resultado: multa por agresión y todavía tuvo suerte.

    Así que entiendo que lo mejor es que cada uno mire por su seguridad, la de sus amigos y familiares y el resto allá se las compongan. Además, como bien dice la sabiduría popular "el que evita la ocasión evita el peligro" y veo difícil que una mujer como Dios manda se vea envuelta en según que asuntos.

    También me hace gracia que las feministas no cesen de clamar contra la "violencia de género", ¿no se supone que somos todos iguales y no hay diferencias físicas entre un hombre y una mujer? Si es así que devuelvan el golpe y si no que dejen de repetir siempre las mismas tonterías.

    ResponderEliminar
  11. Lo de salir por patas a la minima ocasion ya no se debe hacer por cobardia sino por mera supervivencia como Leon bien analiza en este articulo, estamos en el paraiso antiblanco y antimasculino, y la realidad dice que aquel que intentara ir por la vida ejerciendo ambas cosas (blancura y hombria) sera duramente castigado, dice la mora que no encuentra hombres de verdad....cabe preguntarse que entendera la sarracena-progre por un caballero, me pica la curiosidad si le gustaran canallas o noblotes, o sera de las que los quieren canallas para luego reformarlos (eso se creen ellas)

    Leon explica bien la diferencia entre señoritas y tipejas, por desgracia abunda mas lo segundo,

    aun asi soy de los que piensan que es nuestra labor de caballeros blancos, meter en vereda y guiar por el buen camino a cuanta mujer blanca se nos cruce por el camino, pues toda mujer blanca nos peetenece, pero siempre con inteligencia, sin arriesgar innecesariamente como bien advierte Leon, por eso el articulo tiene mas miga de lo que parece.

    saludos NONSISTEMA.

    ResponderEliminar
  12. Observador los prerrafaelitas estaban como nosotros, a verlas venir. Callos, callos y más callos, por eso pintaban idealizando a la mujer, y recordando que hubo tiempos mejores para los seres humanos.
    Mujeres al cuidado amoroso de niños, hombres y ancianos, al fuego del hogar estas mujeres inspiraban seguridad y fuerza femenina para afrontar cualquier problema humano.
    Ahora...mejor me callo.
    Un saludo Observador

    ResponderEliminar
  13. Aquí hay que distinguir entre el problema feminista y el inmigracionista.

    En cuanto a lo feminista, no hay que defender a desconocidas por lo expuesto en la entrada, pero además hay que añadir que otro motivo es que ciertas cualidades son casi exclusivamente masculinas, y esas cualidades se necesitan como contrapartida en estos casos. Cualidades como honor, sinceridad, sentido del deber, etc., se requieren cuando a la nena de turno la pidan testificar, y si a la nena de turno no la apetece meterse en líos y decir la verdad, pues a pesar de haberla defendido encima sales malparado porque no te devuelve el favor. Así que no, y yo también desde hace mucho digo lo mismo de no defender a ninguna.

    Otro motivo es porque las mujeres al ser más borregas que los hombres son más prosistemas ideológicamente. Pues que lo disfruten en casos como este.

    En cuanto a lo inmigracionista, no hay que ayudar a invasores sean del sexo que sean y de la edad que sean.

    ResponderEliminar
  14. En este articulo no se ha justificado bajo ningun concepto la violencia contra las mujeres wafah, nadie de aqui quiere tal cosa, simplemente no se puede estar a las duras y las maduras segun interese, que es lo que hace el feminismo actual y Leon denuncia con acierto, implicarse en la defensa de tipas que media hora despues pueden estar justificando a su novio agresor y denunciandote a ti que quisiste defenderla? !claro que no se debe hacer! !chapeau Leon Riente con este articulo!

    acaso no es paternalismo machista segun las papanatas de las feministas defender a una mujer segun que caso? no decis que sois iguales sino mejores en todo?

    por otra parte, si me permites el consejo, no se puede ser un hombre de verdad noble y caballero si se tiene un puntito canalla, igual que no se es un heterosexual de verdad si se tiene un puntito maricon, AJ te lo aclara muy bien, he escuchado lo que dices del puntito canalla a muchas chicas (os gustan algo canallas pero buenorros en el fondo) y he visto a mas de una llorar a moco tendido maldiciendo a todos los hombres cuando se enteraban de que les habian puesto los cuernos con sus mejores amigas, sois asi de retorcidas wafah, por cierto sois bastante mas aburridas en general que cualquier tio, os salva lo buenas que estais, sino no os aguantaba ni vuestro padre, hablo en tono generalista, tu por ejemplo no eres aburrida, es desquiciante.

    saludos NONSISTEMA.

    ResponderEliminar
  15. Deshacer entuertos a favor de las damas es una faceta de la caballerosidad; bien; pero, ¿y qué con el ritual de cortejo? Éste, obviamente, se desarrolla fuera del círculo familiar.

    Me he preguntado, ¿cómo galantean a la pole dancer? ¿Con tulipanes?, ¿tal vez algo de Jorge Manrique?

    Sólo por experimentar, ¿alguno se ha acercado a una total extraña y, mirándola a los ojos, la ha soltado aseado halago? (claro, presuponiendo que el verso es señuelo; aunque creo que ellas se persuaden por el tamaño del pie, cómo los lechuguinos menean la cadera al bailar, o la compatibilidad zodiacal).

    Varias ocasiones lo he probado con universitarias (que se supone son de "buena prosapia"). Su respuesta es siempre fría. Seguro me suponen un "acosador". Lo gracioso es que estas mismas frecuentan la discoteca, donde son magreadas, y allí todo parece ser taaaaaan natural.

    A su edad es demasiado tarde, pues ya van avezadas; y cada vez su vida sexual empieza a más corta edad. Por tanto, no hay un tiempo idóneo para intentarlo; ya no existe un "amor de infantes".

    Como sea, sin no hay Candor no me sirve de nada.

    ResponderEliminar
  16. Son utilizadas como trozos de carne por la mugre masculina que tanto abunda, y cuando se topan con un tercermundista que las maltrata fisicamente aun se enganchan mas a el, ante eso prudencia en la defensa de segun quien, como advierte este magnifico articulo,

    sinembargo camarada poeta, dices bien que no seria raro te denunciaran por acoso al regalarles un bello piropo, vivimos en el mundo al reves, esta sociedad esta enferma, y si se cae a cachos como se esta cayendo, no es por un tema economico como piensa la borregada, la raiz del mal es la falta de valores morales, la perdida del orgullo racial y de pueblo, la destruccion total de la institucion familiar, el hedonismo enfermizo y consumista, y por ultimo pero no menos importante, la xenofilia suicida,

    todo adulterado por la nueva religion de occidente, la progresia, esa religion que finge ensalzar a la mujer (pero que lo que en realidad hace es ponerla contra el hombre) convirtiendola en una ramera desquiciada, trozos de carne para uso y abuso.. arrancandoles el instinto maternal, convirtiendolas en seres sin mas objetivo que el hedonismo consumista, nunca la mujer blanca fue tan manipulada, y aun las muy zoquetas piensan que son libres.

    saludos NONSISTEMA.

    ResponderEliminar
  17. Hola a todos, soy Silvia: tengo un un hijo de 19 años, cuando tenía 16conoció a una chica de veinte años que le transtornó abusó de él, mi hijo siempre ha parecido más mayor; al final le puso una falsa denuncia por "violencia de género" esta mujer tenía un familiar muy conocido "abogado de familia", le encarceló por casi un año en un correccional, donde el director era progre un drogadicto y todos los funcionarios socialistas o de Izquierda Unida, y los vigilantes todos moros y rumanos uniformados, toda esta gentuza adoctrinan a los chavales que el 40% no eran delincuentes, los españoles estaban porque habían tenido discusiones y peleas con las novias y habían sido denunciados, y los extranjeros porque la mayoría estaban casados con hijos y pegaban a sus parejas, según la versión feminista de las funcionarias. ¿Qué han conseguido con ésto? ...odio eterno, tengo grabada en mi cerebro una a una la cara de las fiscales, (todos están atrapados en mi mente) la jueza, las funcionarias, los vigilantes moros y rumanos, y al director drogadicto del centro. Eso es lo que han conseguido con dedicarse a un trabajo que genera tanto odio y injusticias, yo no viviría tranquila. No creo que ningún chaval de éstos salga a defender a ninguna mujer de estas, si no tiene el cerebro demasiado lavado.
    A Wafah ni la contesto, creo que es una niñata mora descerebrada, que juega a las películas de la serie "B" del Ladrón de Bagdad.
    Saludos a todos menos a esta mora.

    ResponderEliminar
  18. Hay muchos casos como el que denuncia Silvia. Mujeres y madres que sufren la prisión de sus hijos por la denuncia falsa puesta por determinado tipo de mujeres. Esas mujeres y madres de hombres injustamente encerrados no cuentan con las simpatías y el apoyo de las mafias feministas, ni de la casta política parasitaria. Será por lo de madre, seguramente.

    Estos casos ya se salen del tema concreto de este artículo. Pero es importante que todos vayamos tomando conciencia de que en España, por el hecho de ser hombre blanco y heterosexual, es muy sencillo terminar en la cárcel o con importantes multas. Por ello hay que extremar el cuidado, mostrando un comportamiento caballeroso únicamente cuando hay que mostrarlo y con quién hay que mostrarlo (con señoras/señoritas, nunca con tías).

    ResponderEliminar
  19. Aunque no tenga mucho que ver con el tema, hoy sale a la luz que el escandaloso video de los dos policias de cerdañola donde aparecen bailando el mama lover dentro de un coche patrulla, lo subio a la red la mujer de uno de ellos como venganza pues estan tramitando la separacion,

    nadie va a justificar el bochornoso comportamiento de los municipales, pero hacer lo que ha hecho esa "tia" es de una mezquindad propia de este tipo de mujerucas que Leon Riente denuncia en este articulo, no solo le ha hundido la vida a su expareja, tambien ha jodido vivo al otro policia que supongo no tendra nada que ver con los problemas conyugales de esta pareja,

    repito que es mezquino y canalla lo que hizo esta tipa, y que tipejas de este calibre cada vez hay mas por nuestras calles, por eso repito

    !chapeau por este articulo¡

    que previene al hombre actual de los muchos peligros que conlleva meter el cazo donde no incumbe, sobre todo cuando hay "tias" por el medio.

    saludos NONSISTEMA.

    ResponderEliminar
  20. Mmmm... comprendo perfectamente vuestro punto, pero no lo comparto.

    Yo sí defendería a una mujer siendo agredida. ¿Consecuencias negativas? Quizás, porque en Democracia no se reconoce el derecho a la legítima defensa. No obstante, yo ya me antena a las consecuencias sin remordimiento alguno.

    Lo lamento, pero admito que tengo una forma de ser un tanto... delicada, poco acorde con lo que Nietzche predicaba. Yo no podría quedarme de brazos cruzados si viera que una persona, cualquiera que fuera su condición, está siendo agredida.

    ResponderEliminar
  21. Luis Pi Hormiguero

    no se trata de no defender a ninguna mujer agredida, ni de olvidarse de la caballerosidad, cuyos principios defiendo y practico. Se trata de ser selectivo y defender físicamente sólo a aquellas mujeres agredidas que se conozcan muy bien y que sean señoras/señoritas.

    También se trata de respeto a las personas con ideas distintas a las del caballero. Si una mujer apoya activamente al feminismo, o es connivente con él, me parece una intromisión intolerable en su código de valores personal defenderla si está siendo agredida. Si para este tipo de mujeres existe algo llamado "género" que vendría a sustituir al sexo, y además este género es una mera construcción social, ¿a qué vas tú, macho caballero, a interferir en su paradigma?

    Hay algo de justicia poética en todo esto, como señaló Qbit. No se puede jugar con dos barajas: que la feminista o connivente con el feminismo en un sentido práctico y del día a día (es decir, la tía) no espere nada del caballero.

    El objetivo de este artículo es que los comentaristas y lectores habituales, o cualquiera que caiga por aquí y comparta más o menos nuestros valores, no se vean envueltos en una situación penosa llevados por un ímpetu caballeresco que, sólo en un determinado contexto, tiene sentido. Es decir, que no hagan el tonto. Sin señoras/señoritas el caballero que se comporte como tal se aproxima peligrosamente a la figura del pagafantas.

    Y como este tipo de situaciones se puede dar en cualquier momento, hay que salir de casa con las cosas bien pensadas. Ante agresión a mujeres desconocidas, abstención de defensa física directa, aunque os lo pida el cuerpo. Sí ponerse a cubierto y sí avisar a la policía (y ya llegará cuando llegue).

    ResponderEliminar
  22. Celebro con entusiasmo este tuyo artículo León, el más perfecto de entre todos los tuyos que pude leer.

    Es una satisfacción real. Celebro también el León educador, el León líder, el vanguardista de entre la gente consciente. Y fíjate que he leído muchísimos artículos tuyos, pero éste, combinado con sencillez, sinceridad y profundidad los supera a todos. Me considero tu discípulo.

    Pero no sólo tuyo, también gente como Daorino, Ottorino, Qbit, Nonsistema, Deporta, AMDG (ahora mismo no me acuerdo si se escribía exactamente así), Joana [una figura importantísima, y me gustaría de hecho saber por qué ya no comenta en este blog], Iskander, y un pequeño etcétera que espero cada día crezca más han sido gente que me han llevado a una correcta interpretación del mundo, así como una educación abierta, tolerante, pero siempre crítica con el Sistema.

    Y eso no se olvida.

    Sobre el artículo: si una mujer pega, en la calle, a otra mujer, un caballero no debería entrometerse, puesto que los sexos (o géneros, perdonadme pero no estoy al tanto de las últimas y oficiales denominaciones izquierdistas de lo que siempre se llamó "sexos") son iguales.

    Si un varón (u hombre, o macho, o ....) pega una mujer entonces es violencia de género, o violencia machista... Curioso, siendo los ¿sexos? ¿géneros? meras construcciones sociales, o eso decían las feministas ¿no?

    Bueno, pues yo admito la no existencia de lo masculino, es toda una construcción social. Así pues, yo no veo ninguna diferencia entre si la que le pega a una mujer es una fémina o un varón (¿debería? ¿acaso existen tales diferencias?)

    Por eso, para no ejercer de paternalista, y sabiendo que todo un aparato policial de Estado está al servicio de estas mujeres, nosotros no debemos interferir en odiosas peleas de constructos culturales.

    Saludos,

    benjamín

    ResponderEliminar
  23. Si ves dos simios manoteándose, entiende: èl no es un caballero ni ella es una dama. No te gastes el telefonazo; deja que la ambulancia llegue a cargar con los heridos, deja que alguna carreta llegue a levantar los cadáveres. Además, las riñas callejeras suelen implicar nimiedades; los desenlaces trágicos requieren privacidad.

    ¿Defender a una mujer necesariamente debe acabar en puñetazos? Simplemente el héroe puede acercarse a la pareja y conminar, "¿debo llamar a la policía?"; esto, en teoría, baja las furias a cualquiera

    ResponderEliminar
  24. Lo que yo veo es que esa tal Wafah, erre que erre (que decimos en castizo), no ha entendido ni la mitad de lo que ha querido transmitir León Riente en su artículo.

    Se diría que este es otro signo de la "posmodernidad" (como la llaman ahora): la deficiencia en la comprensión lectora de un sencillo texto --porque el artículo de León Riente no es tan difícil de entender-- incluso entre estudiantes universitarios (lo tengo comprobado).

    Saludos de nuevo a todos. Y "salami" para Wafah...

    ResponderEliminar
  25. ¿Pero cómo podemos defender a las mujeres si ellas son "iguales o mejores" en todo?

    Observad estos videos(si su estómago los soporta" que prueban "científicamente" que la mujer tiene una pegada más o menos un 20 % más fuerte que un hombre.

    4 detalles:

    1- El ángulo que usa el hombre para pegar es distinto, además que este prácticamente no usa las piernas (y seguro que es derecho)

    2- Al muñeco de pruebas le agregan un pezazo de plástico que voló con el golpe de la mujer, que cuando pegó el negro no estaba

    3- Observad la cara de pedantería que pone la imbécil esta, en el minuto 2:18

    4- ¿Se puede considerar "mujer" a un saco de anabólicos como este? Es más bien una mutante.

    Da asco la ciencia feminista, pero al menos, ya que la gran mayoría de las mujeres quedan extasiadas mirando este tipo de basura, nos da carta para considerarnos iguales y no intervenir bajo ningún concepto en cualquier incidente que implique defender a una desconocida.

    100 % de acuerdo con el artículo.

    ResponderEliminar
  26. El video

    http://www.youtube.com/watch?feature=player_embedded&v=_mfn5As4G5o

    ResponderEliminar
  27. Sobre el vídeo de box:

    Si todo es lo mismo, ¿por qué no pusieron una mujer para que sirva como punching bag?

    Obviamente han trucado el “experimento”. Si de medir fuerza se trata, bien pueden revisar las listas de halterofilia y comparar marcas, kilogramo por kilogramo.

    ResponderEliminar
  28. León Riente:

    Cuando leí este artículo tuyo pensé que eras un cobarde repuganante, misógino, rastrero,totalmente desprovisto de caballerosidad, incapaz de valorar a una mujer y asquerosamente egoísta y cobarde.

    Hoy, con tan solo unos pocos meses más de experiencia en mi vida, te doy toda la razón y aplaudo tu artículo. Y que conste que ni soy NS ni nada (de hecho soy mediterráneo) pero la verdad es la verdad.

    Un cordial saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Qué va hombre, las señoras y señoritas que he conocido (no muchas y últimamente menos) siempre me han considerado un caballero, incluso de formas y pathos un tanto arcaicos.

      La clave de este artículo está aquí: la caballerosidad requiere, para su práctica, de señoras y señoritas. Ser caballeroso con una tía es de tontos. Y para mí, a día de hoy, salvo que se demuestre lo contrario todas son tías. Por eso no hay que defender a desconocidas, ya que no sabes con certeza lo que son.

      Este escrito tiene un sentido fundamentalmente práctico: evitar que los seguidores y los lectores de CIN se vean enredados por su caballerosidad (que presupongo) en algun problema de mierda de tías. Espero que lo que te ha llevado a escarmentar no haya sido un problema demasiado grave.

      Este artículo no tiene relación con temas NS ni nada por el estilo. Además, se puede ser NS siendo "mediterráneo" y se puede ser nacionalista sin ser NS, etc.

      Un saludo.

      Eliminar
  29. Incluso se puede ser nordico y gilipollas. Increible pero cierto.

    "cobarde repuganante, misógino, rastrero,totalmente desprovisto de caballerosidad, incapaz de valorar a una mujer y asquerosamente egoísta y cobarde" si a esto añades las palabras "cabron" e "hijo de puta" tienes las delicadas palabras que me dedico una antigua novieta despues declararle mi amor incondicional para a continuacion no llamarla en tres meses.

    Culpa mia, nunca mas...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Las rupturas siempre son conflictivas y más cuando la otra persona no acepta ser la "dejada".

      Eliminar

No comentes si tu comentario no aporta nada o no es una pregunta pertinente.

No comentes si tu comentario no tiene relación directa con el tema del artículo en cuestión. Si consideras que tu comentario debe ser publicado, acude a la nube de temas (columna izquierda) y puede que encuentres un artículo y serie de comentarios relacionado con el tuyo.

No comentes si no eres capaz de tener criterio propio.

Si sigues pensando que es buena idea comentar aquí, lee esto antes.

Si vienes a provocar atente a las consecuencias. Muchos provocadores han huído de aquí ya escarmentados.