jueves, 13 de junio de 2013

LA HEMEROTECA DE HOMOLOGANTE (V)


Eslava Galán reivindica las raíces romanas de Andalucía en detrimento de las musulmanas
    

21 de noviembre de 2012
«Juan Eslava Galán asume sin ningún problema una frase que pronuncia en su último libro uno de sus protagonistas: «Lo que les debemos a los moros se ha exagerado notablemente», dice Donoso, un personaje que guarda bastante parecido físico con el escritor jiennense. Sobre él descarga el propio Eslava Galán mucha de las cosas que piensa, y las suelta en 'Ciudades de la Bética'(Fundación Lara), un ensayo que reivindica las raíces romanas de Andalucía en detrimento de las musulmanas. «Está perfectamente comprobado que descendemos de los cristianos del norte, no tenemos sangre musulmana», sentencia el autor.
A su juicio, la creencia de que la mayor herencia de la que bebe Andalucía es la musulmana se inicia con la llegada de los primeros viajeros románticos, «que, como saben que para encontrar las raíces romanas les bastaba con ir a Italia, vienen buscando la huella de Oriente». «Lo de los musulmanes es un tópico que hemos aceptado estúpidamente, y encima hemos hecho que se convierta en una imagen de Andalucía», aseveró.
Además, el autor no se muerde la lengua, y señala a Blas Infante como uno de los encargados de propagar de forma errónea lo que hoy se sigue entendiendo como una certeza: «El padre de la patria andaluza cayó en ridiculeces como la de vestirse de moro, recorrió Marruecos buscando el pasado andalusí y se extasiaba cuando veía allí algo parecido a la Alhambra, porque desconocía que la Alhambra es una creación exportada de Al-Andalus a Marruecos, y no al revés».
A la hora de justificar lo que él entiende como un predominio de las raíces romanas que sigue vigente, el escritor aseguró que «Andalucía llegó a ser la región más culturizada del Imperio Romano, y por eso hay que intentar que tenga una continuidad». «Aquí nacieron dos de las cuatro grandes figuras romanas, Adriano y Trajano, y filósofos como Séneca o tratadistas como Columela», recalcó Eslava Galán.
Asimismo, el autor explicó que uno de los grandes motivos, por los que ha escrito este libro, es que en aquella época el territorio andaluz era muy parecido al de ahora, «ya que sólo quedaría fuera un trozo de Almería, y dentro había una parte de la provincia de Badajoz».
En esta línea, Eslava Galán reiteró que este libro está escrito con el convencimiento de que «lo primero siempre será mirar al futuro, aunque no se deben perder de vista las raíces». De ahí que haya intentado que el relato de su acercamiento a los vestigios arqueológicos de aquel período se haya materializado de la forma más divertida posible, porque no quiere «dar el coñazo con la historia». «Creo que el secreto para que la historia llegue a la gente está en contar las cosas que ocurrieron hace 2.000 años como si hubieran ocurrido ayer y, viceversa, contar lo que ocurrió ayer como si hubieran pasado 2.000 años; al menos, es lo que suelo hacer cuando escribo de la antigüedad o de la historia reciente», apostilló.
Al oírle, no extraña los saltos que, con absoluta naturalidad, se producen del pasado al presente en esta narración que parte del reencuentro de dos viejos amigos, ya jubilados y aficionados a la arqueología, que se deciden a recorrer las antiguas ciudades de la Bética, sin renunciar al placer de sus tabernas o prostíbulos, en busca de la confirmación de lo viva que sigue Roma en numerosas costumbres.
Así, en este itinerario por lo que queda de Itálica, Ronda la Vieja, Carmona, Écija o Linares, lo mismo se emplean latinajos que se le llama ‘Guarralquivir’ al río. O, incluso, los protagonistas se disponen a montarse en una cuádriga cuando, en realidad, están subiendo al Ford Fiesta blanco en el que hacen este viaje que abraza presente y pasado».

Fuente

HOMOLOGANTE

9 comentarios:

  1. Recomiendo leer el libro de Ignacio Olagüe "La Revolucion Islamica de Occidente". Da que pensar.

    ResponderEliminar
  2. Como ha hecho Dienikes, también recomiendo leer dos libros esenciales para entender lo que fue la presencia musulmana en suelo español. Ambos son obra de Serafín Fanjul y se titulan "Al-Andalus contra España" y "La quimera de Al-Andalus"

    http://www.casadellibro.com/libro-al-andalus-contra-espana-la-forja-del-mito-3-ed/9788432310799/813763

    http://www.casadellibro.com/libro-la-quimera-de-al-andalus/9788432311505/947859

    Y me apunto el libro de Juan Eslava Galán que se menciona en el texto, para leerlo más adelante.

    ResponderEliminar
  3. Hay que reconocerle mérito al personaje, Eslava Galán, al reivindicar la verdad histórica, aunque eso le suponga ir contra la corriente, siendo él un escritor de libros, necesitado, por tanto, de cierta publicidad.

    Siendo Eslava Galán de Jaén, afirmaciones como las que hace en el libro no son precisamente de las que favorecen su inclusión en alguna detestable sección cultural del canal televisivo tercermundista que responde al nombre de Canal Sur. Ni favorece que los resortes de la "cultura" en una autonomía tan corrupta como Andalucía (esto al margen de que todas lo son, porque todas las autonomías son corruptas desde su origen, que no es otro que el de multiplicar los cargos para los grotescos miembros de los partidos políticos del régimen infame de 1978, o casta política parasitaria) vayan a promocionarle.

    ResponderEliminar
  4. Este no es ningun historiador.
    Le viene bien para su libros lo de los romanos, vale y que???
    La mayor influencias en todo en este país ha sido de Al Andalus. Y como puede negarse eso a estas alturas del a pelicula??? Un poco de respeto

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues si no te fías de Eslava Galán (al que considero un buen divulgador histórico, superior al más conocido Juan Antonio Cebrián), puedes leer a Serafín Fanjul que es doctor en Filosofía y Letras por la especialidad de filología semítica, es catedrático de Literatura Árabe en la UAM y fue director del Centro Cultural Hispánico de El Cairo. Ahí tienes a una persona que ha dedicado su vida al estudio del mundo islámico, te recomiendo que leas los dos libros que he indicado arriba.

      O si lo prefieres, tienes a Claudio Sánchez-Albornoz, uno de los medievalistas más importantes de España, además de presidente de la República en el exilio (1962-1971). Y en cuya opinión, la presencia musulmana fue un lastre para España ya que nos sumió en el atraso respecto a la evolución del resto de países europeos, al introducir anomalías en nuestra Historia, que tardaron siete siglos en corregirse con la culminación de la Reconquista. Y él también compartía la idea de que la importancia del legado musulmán en el ser de los españoles estaba tremendamente sobrevalorado.

      Eliminar
  5. ¿Qué es un historiador para vos? ¿Alguien que recibe un papel pintado por una "fábrica de conocimientos" mal llamada universidad? Parece que todo lo que no convenga a tus intereses será desacreditado con prejuicios académicos. Justamente, nosotros, que somos obreros de verdad, nosotros los nacionalistas reivindicamos el espíritu del autodidacta (conste que voy a la facultad pero no soy gilipollas). El prejuicio académico es una forma de clasismo que no debería poseer alguien que dicen estar del lado de l pueblo (tu caso, bolchito anónimo)
    Ah, y en todo caso la influencia fue de la Península al norte de África y no al revés. Eso de la gente de ojos marrones y tez aceitunada es por el sol del Mediterráneo y por la genética de poblaciones. Es una estupidez pensar que toda la gente europea de la cuenca del Mare Nostrum es mestiza. Es absurdo Y conste que no soy racialista, nordicista ni nada raro.

    ResponderEliminar
  6. ¿Verdad histórica, Wafah? ¿Que entiendes tu por verdad histórica? ¿Tal vez la que tu defiendes?

    Así que el Canal Sur no es un canal televisivo tercermundista. ¿y eso quien lo dice? ¿Tu? ¿Por qué, porque da la visión histórica real de Anadalucía y no la que a ti te gustaría que diese?

    Nadie niega la influencia de al-andalus en Andalucía, igual que en el resto de la península, pero negar la influencia de la romanidad incluso en los al andalusíes es algo absurdo y por más que se niegue algo no va a desaparecer, lo diga Blas Infante o perico el de los palotes.

    Saludos cordiales.

    ResponderEliminar
  7. Lo que dice Eslava Galán tiene un valor añadido si tenemos en cuenta que él es de izquierdas, aunque, eso sí, no de la izquierda al uso.

    ResponderEliminar
  8. Dice el bolchevique

    "La mayor influencias en todo en este país ha sido de Al Andalus. Y como puede negarse eso a estas alturas del a pelicula??? Un poco de respeto"

    Tu eres el que deberia respetarnos y no insultar a nuestra inteligencia. O por lo menos, si haces una afirmacion tratar de argumentarla.

    Que yo sepa, no hablamos ningun dialecto de amazig ni del arabe, hablamos un latin evolucionado (el latin era la lengua de los romanos, por si no lo sabes). Nuestro alfabeto es el latino, no el arabe. Estudiamos a Platon y a Aristoteles, San Agustin y Santo Tomas, no a degenerados como Averroes o Maimonides.

    Tenemos Catedrales, no Mezquitas. Incluso la llamada mezquita de Cordoba, construida a base de arcos visigodos, es dudoso que fuera construida como una mezquita.

    Afirmar que debemos algo a Al-Andalus (tierra de los vandalos), es simplemente aberrante.

    ResponderEliminar

No comentes si tu comentario no aporta nada o no es una pregunta pertinente.

No comentes si tu comentario no tiene relación directa con el tema del artículo en cuestión. Si consideras que tu comentario debe ser publicado, acude a la nube de temas (columna izquierda) y puede que encuentres un artículo y serie de comentarios relacionado con el tuyo.

No comentes si no eres capaz de tener criterio propio.

Si sigues pensando que es buena idea comentar aquí, lee esto antes.

Si vienes a provocar atente a las consecuencias. Muchos provocadores han huído de aquí ya escarmentados.